¡Superman, farsante, deja de engañarnos!

Fue el filósofo y esteta Samuel Taylor Coleridge el que, a comienzos del XIX, acuñó el término ‘suspension of disbelief’ (suspensión de la incredulidad) para referirse a ese acto prácticamente inconsciente que llevamos a cabo todos cuando nos enfrentamos a un libro o a una película. En estos casos dejamos de lado el sentido crítico…