Cuando mil millones de dólares se convierten en arte

El valor de una obra artística suele ser el resultado subjetivo de sumar el prestigio del autor, la calidad del trabajo y su originalidad. En el caso de la última instalación del artista austriaco Michael Marcovici, la cantidad está mucho más clara: mil millones de dólares, ni uno más ni uno menos. ¿Por qué? Pues…