¿A qué le recuerdan estos conejitos?


Dos millones y medio de toneladas de plastilina, tres semanas de trabajo, casi 200 muñecos moldeados y al final, el éxito comercial: todo el mundo habla del ‘anuncio de los conejitos’ y tararea sin parar el She is a Rainbow de los Rolling Stones que le sirve como banda sonora. La publicidad televisiva puesta en antena en Europa por Sony para promocionar sus televisores Bravia es de una belleza indudable, todo un alarde de artesanía en estos tiempos de animación digital, un canto a la elegancia y la creatividad… Un momento, porque con respecto a esto último hay dudas más que razonables.

Veamos los antecedentes: ¿Qué haría usted si, siendo artista, le piden algunas muestras de su obra gráfica desde una importante empresa de animación? Pues seguramente remitir sus mejores trabajos; no todos los días se reciben llamadas así. Y eso mismo es lo que hicieron KozyNDan, una pareja de artistas (o de “científicos locos”, como a ellos les gusta decir) afincados en Los Angeles a los que un buen día les solicitaron desde Passion Pictures (que ha realizado la animación del anuncio de Sony) algunos ejemplos de su trabajo para poder conocerles mejor.

Los dos jóvenes creadores les enviaron, entre otras obras, un cuadro digital lleno de conejos realizado en 2002 y titulado What’s Next USA-chan, así como una versión del grabado japonés clásico de Katsushika Hokusai La Gran Ola de Kana Gawa (ver imagen) en el que la espuma del mar era sustituida también por liebres (ver imagen). Toda esta historia la cuentan en su blog, en el que casi 200 internautas les han mostrado su solidaridad. Como también cuentan que les mandaron los ejemplos “y nunca más volvimos a saber nada de ellos”.

KozyNDan piensan que la responsabilidad no recae en Sony, que al fin y al cabo puede haberse enterado de todo esto a toro pasado, sino en la agencia publicitaria Fallon, que fue la que contrató a Passion Pictures. Desde la empresa fabricante de aparatos tecnológicos, en cualquier caso, reconocen a Vanitatis.com desde que KozyNDan publicaran el post en su blog “nadie se ha puesto en contacto con Sony, ni hay información de ninguna demanda”.
Será que, como explican los jóvenes autores gráficos, “no es la primera vez que le pasa a un artista y tampoco a nosotros” o simplemente que, como ellos mismos reconocen, a pesar de todo “sigue siendo un buen anuncio”. En el fondo, en todo esto de la intertextualidad extebarriana aplicada a la publicidad no hay nada nuevo bajo el sol: Audi, por ejemplo, fue acusada en su día de copiar la idea de un joven patinador al crear un anuncio en el que un coche componía una melodía a medida que iba rozando varias botellas llenas de agua; u Orange, que ‘tomó prestada’ la idea de los abrazos gratis para una de sus primeras campañas en España. ¿Es la fábula naïf y colorista de Sony una idea original o ‘rescatada’? De todos modos la respuesta seguramente no afectará a las ventas del aparato.

Detalle de la obra de KozyNDan realizada en 2002.

Publicado originalmente en Vanitatis.com.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s