Jacobs tendrá que pagar por ‘inspirarse demasiado’ en este pañuelo

Uno no paga si tiene la conciencia tranquila y Marc Jacobs debía llevar días sin poder conciliar el sueño por las noches. Dos semanas después de que se conociera la denuncia del sueco Göran Olofsson sobre el posible plagio de un pañuelo creado por su padre como un souvenir turístico hace medio siglo, el diseñador ha accedido a pagar una compensación, según informa el diario sueco en inglés The Local.

Olofsson no ha querido hacer público el “montante total” de la indemnización que recibirá. Hace quince días explicó cómo se había quedado “muy sorprendido” al ver el pañuelo de Jacobs. “Parece un claro caso de plagio”, declaraba entonces, a la vez que expresaba su frustración por los vanos intentos de ponerse en contacto con la marca o llegar a una resolución. El retraso “se debió probablemente a una confusión idiomática”, asegura ahora.

El pañuelo original fue creado en los años 50 por su padre, Gösta Olofsson, propietario de una gasolinera en la que vendía también objetos turísticos. De composición acuartelada, recogía en cada una de sus cuatro partes escenas pastoriles y de vida campestre, así como una iglesia, flores de pascua, dos osos -símbolos de la fauna local- y el propio escudo de armas del condado de Härjedalen. La pieza ‘creada’ por Jacobs, que aparece en el catálogo de su última colección, repetía uno a uno estos elementos, como se ve en las imágenes de la derecha.

¿Plagio o casualidad? En el segundo caso Jacobs tendría que dar una explicación demasiado imaginativa, ya que la iglesia está dibujada de acuerdo a la perspectiva con la que puede ser divisada desde el jardín de la casa de Olofsson, tal y como señala The Local. De todos modos, la resolución del caso parece haber satisfecho a todos por completo. A Olofsson, porque aparte de conseguir que su denuncia se extendiera por el mundo recibirá una compensación que seguramente no será simbólica; y a Jacobs, porque tras el acuerdo podrá seguir vendiendo la pieza sin problemas legales.

Publicado originalmente en Vanitatis.com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s